Publicado originalmente en El Diario de Hoy el 16 de enero de 2019

Independientemente de quien administre el Ejecutivo en el próximo quinquenio, necesitamos resolver algunos temas claves de nación. En este artículo enumero los cuatro que considero fundamentales de la agenda ambiental. Hay más, pero esto no debería de faltar en ningún programa de gobierno.

Agenda Ambiental El Salvador

1. Agua para todos: esta acción tiene como objetivo garantizar agua de calidad para todos, para cada uno de los habitantes de El Salvador, para los cultivos y para la industria. El 3 de diciembre de 2018 ya he dedicado una columna a este tema. Los puntos centrales son: gestión de aguas residuales, cuencas, áreas protegidas y sistema de distribución de agua potable. Independientemente que nuestros diputados solventen la deuda histórica de la ley general del agua, hay muchas cosas en que se pueden avanzar: se puede estandarizar todos los cobros relacionados a la gestión de agua potable y saneamiento; se puede coordinar mejor la inversión de esta compensación en un fondo de agua, enlazado al mejor manejo de áreas protegidas. Se puede impulsar la construcción de un sistema de saneamiento ambiental para el gran San Salvador. Se puede reparar los kilómetros de acueductos en mal estado.

2. Reforma al sistema gestión ambiental: El reporte de Doing Bussines 2019 califica a El Salvador como el décimo país del mundo que más se tarde en otorgar permisos de construcción, una de las principales razones es la ineficiencia del sistema de gestión ambiental. Esto no es responsabilidad exclusiva del MARN, muchos colegas prestadores de servicios ambientales no tienen las competencias adecuadas para los servicios que ofrecen. Muchas empresas, por ahorrarse tres pesos, pagan mal o contratan a prestadores de servicios ambientales sin experiencia. A pesar de los esfuerzos en mejorar, el sistema actual genera ineficiencias. Claramente Costa Rica y Belice hacen mucho mejor trabajo de conservación y manejo de sus recursos naturales. Y ellos son mucho más eficientes en sus sistemas de obtención de permisos, no podemos argumentar que nuestro sistema es estricto para obtener calidad. El Salvador pierde inversión por esa ineficiencia y pierde conservación, nos seguimos degradando. Hay que cambiar este perder-perder por un ganar-ganar.

3. Uso sostenible de los recursos naturales. Es necesario la utilización del recurso pesca, forestal, agrícola. Pero hay que hacerlo de mejor manera. Es necesario potenciar el enfoque de sostenibilidad en el Ministerio de Agricultura y Ganadería. Este enfoque tiene que reactivar el sector pesquero, hay que promover la acuacultura, las vedas y mejorar las artes de pesca para incrementar su productividad y conservación. Este enfoque promoverá la Agricultura sostenible, el mercado está preparado para consumir más orgánicos, más denominaciones de orígenes y más calidad, no podemos competir con países vecinos en volumen, pero sí podemos competir en calidad, en especialidad. Un enfoque que mejore la gestión del agua para riego: el agua en lluvias inunda, en época seca falta, hay que promover mejores sistemas de riego. Incentivo para la mejor producción forestal: hay que incentivar los cultivo agroforestales, como por ejemplo cacao. Hay que reformar el sistema cafetalero y diversificar la sombra del café.

4. Cultura Ambiental: El Salvador es un país sucio, nos moriremos si no hacemos algo urgentemente, esto seguirá provocando una tras otra epidemia de salud pública. Necesitamos encontrar la manera de que El Salvador sea un país limpio y eso solo se logra si hay una cultura ambiental distinta. Reciclaje: la basura es un negocio millonario, actualmente las alcaldías están atrapadas pagando a MIDES u otro relleno, grandes cantidades de dinero, para depositar los desechos sólidos que representan una parte muy elevada de sus presupuestos. Con un plan de reciclaje articulado, podemos darle valor agregado a la basura, podemos liberar el presupuesto de las alcaldías y podemos generar materia prima de calidad para la industria nacional. Pero esto se lograra si tenemos y promovemos una cultura ambiental distinta. Parques y recreación: necesitamos que la ciudadanía se comunique y se conecte nuevamente con la naturaleza, hay que rescatar parques, crear parques e incentivar los parques para la ciudadanía. Esto da salud y seguridad.

Cuatro temas clave que esperemos que un nuevo gobierno pueda fortalecer, como ven no es una laborar solo de un Ministerio, pasa por una articulación fuerte con ANDA, con Salud, con Agricultura y con las Alcaldías Municipales. Necesitamos un líder que tenga estos ejes claros para que no sea labor de un ministerio sino labor de un Gobierno.


Rodrigo Samayoa Valiente es un profesional en sostenibilidad empresarial. Consultor/Speaker en Sostenibilidad ambiental y Gobernanza corporativa. Puedes encontrar más información del autor en http://samayoavaliente.com/