Roatans_25_Dive_Sites2 Bucear en Roatán es increíble,  aunque para ser totalmente sincero siempre le he tenido un poco de rechazo a esta isla. De las tres islas de la bahía es la más desarrollada, la que tiene más hoteles de lujo y la que tiene más turismo masivo. Pero he descubierto que existe otro Roatán. Uno de personas increíbles, con muy buena vibra, que también buscan como alejarse de la parte comercial de la isla, que miran con lastima en lo que se ha convertido West Bay.

Uno de estos refugios se encuentra en Sandy Bay en un dive shop que se llama Octopus Dive School. Personas 10, ambiente genial y buceo espectacular. En Sandy Bay se puede disfrutar del buceo en el Roatán Marine Park, donde se hacen esfuerzos de conservación buenos para preservar este fabuloso arrecife. En esta zona de Roatán hay buceo interesante zonas espectaculares, pero ninguna como Spooky Channel (el 1 del mapa de arriba).

SpookyChannel

Este es un canal de unos 95 pies de profundidad, que conecta una "laguna" con el área de mar abierto y la pared de coral.  Entramos al agua como a las 9 de la mañana, después de un breve viaje en bote (15 minutos) desde el muelle del Octupus. En el lado de la laguna hay mala visibilidad, bueno claro esta para estar hablando de Roatán, donde normalmente hay una visibilidad de por ejemplo 50 pies. Pero en la laguna no, la visibilidad es mala, hay algas, para los que hemos buceado en el lago de Ilopango en El Salvador nos resultará familiar el aspecto, si así como aquella sopa de fríjoles verdes de cuando uno desciende en ciertas épocas al lago.

El inicio del canal es rocoso, con algunas esponjas nada más y una pequeña escuela de barracudas se pone al lado nuestro. El cañon es muy amplio como a spookychannel1 los 60 u 80 pies, en la parte alta como a 5 pies se cierra mucho. Les recomiendo bucear en las mañanas, así verán los haces de luz que apenas logran penetrar por la parte alta y combinadas con las burbujas crea un ambiente mágico. 

El salir al otro lado del caño todo se ilumina y el azul es más intenso que normalmente, la luz es sorprende, los colores del coral y las esponjas brillan mucho más.  Ahí encontramos un grupo de Black Groupers y una Barracuda (Great Barracuda) que buceo a nuestro lado por el resto del buceo, jugando y pasando encima y al lado de nosotros; a decir verdad hasta un poco intimidante se volvió, era la barracuda más grande que he visto.

Al fin se nos acabo nuestro tiempo y era hora de regresar a la superficie. Fueron 55 minutos de un excelente buceo que se los recomiendo. Además de los meros y barracudas vimos: Permit Jacks, Southern Sennetts, Yellowfin groupers y Dog snapers.

 

Mil gracias Jimena y Tatiana por llevarnos a conocer un excelente spot de buceo!!

Hasta la próxima.